Cristianismo y poder

En este artículo partimos de dos fundamentos que pretendemos explicar brevemente con la intención de explicar cómo el cristianismo ha tenido históricamente relaciones con el poder político y cómo ha influenciado también el control de las masas.

Realizamos, inicialmente, un breve análisis para entender cómo el cristianismo se constituyó como la religión hegemónica de occidente y cómo se expandió prácticamente eliminando las creencias consideradas paganas, y también en qué se fundamenta/ó para eliminar otras creencias autóctonas como las de los pueblos indígenas, que más adelante en la historia pretendería erradicar totalmente en la época de la conquista del continente americano.

Establezcamos tres perspectivas principales, esto con la intención de conectar al cristianismo con los tres pilares que podríamos establecer para la consolidación de su poder y de su hegemonía: en primer lugar, como aliado del poder político, esto visto desde sus primeros años con la consolidación del poderío de la naciente iglesia católica con los emperadores romanos y la unión de ambos poderes en congruencia con el control político.

Papa coronado al emperador

En este primer hilo observamos que, aunque el imperio romano cayó, algunas monarquías desaparecieron —y otras prácticamente no tienen poder político—, las dictaduras fascistas del siglo XX llegaron a su fin y las democracias contemporáneas han tratado de hacer leyes para separar el poder político de la influencia religiosa, el cristianismo mantiene una fuerte representación en las esferas del poder. Podemos inferir que, aunque el poder político se transforma, el poder del cristianismo que se ha forjado alrededor de este, no finaliza.

Hitler y el Papa

En segunda instancia, también tenemos que revisar cuál ha sido el manejo de las masas de desde esta religión y cómo ha podido influir en la mentalidad de tantas personas y mantener un arraigo tan fuerte en nuestra sociedad. Para esto se debe entender el hilo histórico que lo permitió y que probablemente es la razón por la cual el cristianismo permeó de una manera tan fuerte la mente de las personas y que, a pesar de lo visto con la caída de los poderes políticos, mantiene una base “popular” de creencia que le permite tanto a este en sus diferentes sectas y a la propia iglesia católica seguir a flote y no desaparecer Es decir, cuando el poder político que es apoyado por el cristianismo es derrocado, se mantiene la convicción de las personas en su creencia religiosa. Podríamos decir que esto se acerca a un profundo dogmatismo, quizá enraizado en la ignorancia humana, pero esto tiene razones históricas que, si bien están conectadas por el poder político, están aún más relacionadas con la mente de las personas que se han denominado católicas o cristianas en el desarrollo histórico de esta creencia.

Un tercer aspecto es la expansión propia del cristianismo. Claramente está interconectada por con las dos anteriores: la forma como el cristianismo se expandió y las tesis con las que lo hizo, ya sean ideológicas o utilizando mecanismo violentos o de coerción. Es decir, el cristianismo tuvo dos fases, una en la que se expandió inicialmente bajo la persecución romana de base más ideológica, y otra en la que ya apoyada en el poder imperial que se impuso con mayor fuerza, ya no solo ideológicamente sino sustentada en mecanismos violentos para y expandirse. Es decir, el cristianismo pasó de ser una pequeña serie de sectas que se propagaba por la prédica dogmática, a ser un poder político que podía hacerse de los mandatos imperiales y del ejercicio del poder para expandirse y consolidarse, toda una maquinaria que por supuesto inició en la época romana, continuó y se consolidó durante la época de la edad media y las monarquías y que, a pesar de las revoluciones liberales y posteriormente comunistas, logró mantenerse.

Españoles predicando a los indígenas americanos

Hasta este punto encontramos que el cristianismo se fundamenta y consolida en el poder de tres formas: una base ideológica/dogmática que fundamenta la creencia en las bases de la población. Conjuntamente quienes han iniciado  este movimiento popular y lo han enseñado van consolidándose como sus intérpretes como los pastores u obispos quienes organizan esta base y la convierten mediante la doctrina ideológica en un movimiento fuerte que empieza a abrirse camino a la unión con el poder político de turno y una tercera etapa en la cual, una vez el poder de base y sus líderes han tomado el poder político, imponen los mecanismos legales para mantenerse en el control de ese poder y, una vez este se ve sometido o debilitado, el cristianismo vuelve a las bases ideológicas de corte popular sembradas en la masa creyente y adoctrinada que en esta etapa se ha convertido ya en sectores radicales o fanáticos que levantan y mantienen el movimiento. Es un ciclo que parece no tener fin.

Por consiguiente, para entender esta perspectiva, demos una breve mirada histórica de la conexión de poder de base ideológico, poder político, mecanismos de expansión del movimiento y mantenimiento ideológico del mismo.

Primero, las bases del poder ideológico radican en las raíces del cristianismo desde el judaísmo. En la época histórica en la que se supone aparece Jesús existía en la comunidad judía un anhelo fuerte de la llegada de un mesías, un elegido. Los judíos siempre han tenido esta creencia debido a las múltiples persecuciones de las que han sido víctimas; es un pueblo que espera un salvador de corte celestial o divino que cambie su desafortunada suerte y los salve. Comprendamos entonces que la idea del mesías esta tan asimilada por los judíos de aquel entonces que esperaban ese salvador con ansias. Durante esa época muchos se proclamaron como tal e incluso el movimiento de los zelotes añorando las gestas macabeas esperaban un guerrero de dotes milagroso para libar al pueblo judío del sometimiento romano. Esta idea, si bien se apartaría del judaísmo en lo que refiere a Jesús, caló fuertemente en la conciencia de los primeros cristianos. Dejando de lado toda la historia bíblica ya conocida, la idea mencionada trascendió en los primeros cristianos quienes, si bien nunca mencionaron que Jesús fuera dios, sí mantuvieron esa idea para consolidar el movimiento. En ese orden de ideas, Pablo —quien es el mayor impulsor del cristianismo— establece, según el historiador Paul Jonhson, las bases ideológicas del triunfo del cristianismo sobre el paganismo reinante: en primer lugar el paganismo de Roma como religión tenía algunas falencias que el cristianismo supo de manera hábil ocupar El culto pagano no ofrecía nada más allá de la vida o por lo menos algo que consolara al ser humano. Pablo empieza su ejercicio de conversión con esta idea: Jesús les ofrece la verdadera repuesta a estas personas paganas, una salvación verdadera y una promesa de una vida eterna, algo que el paganismo no ofrecía. Para nosotros puede resultar una idea poco convincente, pero esta base ideológica realmente entró en el imaginario de muchos paganos que la tomaron y la asimilaron. Daba una respuesta al vacío de su creencia pagana. Conjuntamente el credo pagano era estatal, es decir que hacía parte del imperio y no tenía nada de personal o voluntario y el cristianismo supo interpretar este reclamo. Por supuesto, la gente sentía que era su elección y que más allá de los ritos de la religión estatal existía una convicción personal que se iba convirtiendo en una comunidad independiente del imperio y que ofrecía verdaderas respuestas existenciales. Este aspecto parece menor pero observamos que después de 2000 años es la misma idea que consolida tanto a católicos como a protestantes, congregaciones con fuertes creencias que se unen por una promesa, por una predica convincente o por una experiencia personal y voluntaria, que sin embargo hace parte del vacío existencial del ser humano y del cual el cristianismo se aprovecha bajo promesas y tesis que convenientemente solo se pueden comprobar a la hora de la muerte

Partiendo de esta idea tenemos entonces que Pablo, según su propia convicción (pues no tiene otro fundamento más allá que su propia interpretación), establece que el mensaje de Cristo es real, que su prédica es la única verdadera y la llamada a convertir a todos los gentiles. Entonces no se trata ya de un credo estatal, es la salvación y no es para unos pocos sino para todo el que quiera estar en esta comunidad. Una base ideológica arrolladora que además ya no dependía de ningún Estado o imperio (esta idea ayuda a entender porque el cristianismo sobrevive a todas las desapariciones de los diversas formas de gobierno) sino que es una comunidad elegida no por temas de razas o naciones sino por la comunión con Cristo a la cual pueden acceder todos. Esta idea, establece Johnson, permeó tanto la sociedad pagana que prácticamente la cristianizó y obligó a Constantino a declarar el edicto de Milán permitiendo la libertad religiosa, obviamente con un cristianismo casi que triunfador con la intención de que el imperio absorbiera la nueva religión y que esta no fuera la caída del mismo (aunque posteriormente se vería que tuvo influencia en ello).

Sobre la adopción por parte de Constantino del credo cristiano existen variados análisis históricos. Aquí veremos el relacionado al poder, al asumir Constantino la nueva religión los primeros predicadores cristianos, como el caso de Eusebio, establecieron fuertes nexos con el imperio romano. Pablo quería apartar el cristianismo del judaísmo y convertirlo como hemos visto en algo universal, en esta tarea el imperio político unido a la creencia sería fundamental. Eusebio estableció en primer lugar un orden en cuanto la organización del credo del cristianismo y una serie de normas relacionadas al poder político y religioso; en términos prácticos, Eusebio consolidó la divinización del emperador Constantino y lo revistió de la idea de que el emperador era una especie de altísimo jerarca de la iglesia, la semilla de la unión de ambos poderes, consolidada además en el discutido (pero aceptado de manera conveniente) documento de la donación de Constantino, donde el emperador a su vez entrega poderes extremos de control político y social al naciente cristianismo.

Costantino

Hemos visto entonces cómo en sus raíces históricas el cristianismo se consolida ideológicamente con la prédica de sus primeros creyentes. Por supuesto Pablo de manera especial y, como esto llega hasta el poder político en la figura de Constantino, hasta ahora parece un proceso pacífico o por lo menos “natural”. Sin embargo aquí analizaremos también la expansión del cristianismo ya no solo dogmáticamente sino también con los medios coercitivos y/o violentos además de cómo esa base dogmática adopta las posiciones fanáticas o radicales desde esos primeros años y que hoy también son evidentes en nuestras sociedades.

En este contexto era evidente que había una considerable cantidad de cristianos que proliferaban en el imperio romano. Constantino, al adoptar esta creencia, por supuesto es dominador de todo este credo pero a su vez le otorga el poder de expandirse libremente. Sin embargo, y según el libro “La edad de la penumbra” de Nixey, los primeros cristianos no estaban dispuestos a tolerar esto. Para predicadores tan influyentes como Agustín o Juan Crisostomo solo podía existir un credo y negarle esa verdad  o los otros era prácticamente condenarlos. Es decir, el cristianismo se asumió como hemos visto como la única doctrina verdadera y por tanto consideraba la posibilidad de obligar, si era necesario por la  fuerza, a la conversión de todas las personas que no compartían su credo, pues desde la visión de estos predicadores era su  tarea y era lo correcto. Esto lo fundamentaron en versículos bíblicos. Citamos el ejemplo del Deuteronomio —el cual ellos mismo utilizaron para estas tesis—  versículo 12, 3: “y derribareis sus altares y quemareis sus imágenes y sus bosques, consumiréis con fuego destruiréis las escultoras de sus dioses y extirpareis el nombre de ellas de aquel lugar”. Este versículo se constituye en la destrucción de todas las otras creencias, por consiguiente las personas que no gustaban del cristianismo serían sometidas a la fuerza.

En este punto y sin entrar en análisis más extensos, es donde podemos observar una serie de tesis extremistas del cristianismo que se fundamentan en textos bíblicos sobre su creencia, la cual considera que es la única verdad y que por ende debe ser asimilada así por todo el mundo. Estas ideas, por supuesto, no se quedarían en la sola enunciación y, al ser interpretadas por la base dogmática popular ya expuesta, tuvo como resultado la imposición del cristianismo de maneras violentas y que serían toleradas por los posteriores emperadores que siguieron a Constantino en su fe cristiana, como el caso de Teodosio. Es así como Crisostomo proclamaba al mejor estilo de cualquier dictadura que los cristianos debían espiar a sus vecinos en sus tareas cotidianas, mantener la vigilancia extrema sobre sus actividades paganas, es decir interferir en la vida personal de estas e informar a las autoridades cristianas de estos crímenes paganos con el fin de “educar” en la doctrina correcta. Crisostomo exponía una suerte de conversión forzada la base de la más primaria violación de las libertades humanas. Agustín reforzaba esta posición argumentando que el uso de la violencia para convertir a los gentiles era válido ante los ojos de su dios puesto que era necesario por la necesidad de un bien mayor. Estamos ante mecanismos dictatoriales sin duda alguna, pero no eran ellos quienes realizaban dichas tareas, sino la base dogmática del movimiento, las personas comunes cristianas que también sentían que estaban llamadas a realizar esta tarea y que ciegamente creían en que esto era realmente bueno. Esta masa de fanáticos violentos derivó en una suerte de cuerpo “paraestatal” del cristianismo que hacia las tareas sucias de los obispos de aquella época, conocidos como los cincunceliones. Este grupo era “repudiado” por fanático pero utilizado para realizar actos contra otras creencias cuando se le necesitaba. Anterior a este grupo también existieron diversas formaciones cristianas fanáticas que no dudaban en emplear la violencia contra los paganos. En este sentido, la autora Nixey fundamenta que, sin este tipo de prácticas que convertían a las personas a la fuerza, el cristianismo no hubiese proliferado como lo hizo.

Cincunceliones matando a nombre de su dios

En conclusión, las raíces históricas del cristianismo están fundamentadas en el dogmatismo, el autoconvencimiento, la consolidación de un poder político, el control de masas y en una base fanática dispuesta a hacer lo que sea para mantener vivo el movimiento. Parece que fue muchos siglos atrás, pero es la actualidad y es así como esta creencia persiste y se impone en la sociedad.

Columna de opinión de nuestro colaborador:

Juan David Ramirez Rubiano, sociólogo humanista

Celso

The ordeal of being a police officer and not believing in God

«Freedom of worship and conscience, a constitutional right is violated when police officers are forced to recite a code of ethics that demands praise of a God»

By: Diego Alejandro Vargas Aguilar | February 17, 2020

Translated by: Manuel Adolfo Espejo Mojica

Marcos Pedraza is an atheist, lawyer, and retired police officer. He lives in Santa Marta currently. While he was an active police officer, he faithfully respected the obligations resulting from his duty as a member of the National Police, although some of those obligations forced him to act against his own convictions. We are not talking about convictions that prevent anyone from exercising the functions that the position imposes on each person; no one should be a judge or notary if their convictions force them to deny marriage to a person simply for having a sexual orientation different from that of the majority of people, and nobody should be a police officer if their convictions tell them that stealing, extorting or kidnapping people is something right that should be allowed.

Sergio Andrés Ramírez lives in Villavicencio, is a patrolman of the National Police and unlike Marcos, has decided not to give up his convictions, and prefers to resign to be a police officer. On October 11 of this year, Sergio Andrés was in an activity called “circle of police transparency” conducted at the facilities of the Police Department (Meta) and refused to recite the hymn and the National Police code of ethics, which it earned him a verbal and written warning because his attitude constituted an affront to the military institution, in addition, he was ordered to present a written work as a corrective. At this time many will already be wondering, why a police patrolman refuses to recite the code of ethics and the anthem of his institution if people are supposed to submit to the rules of an entity to which they want to belong? The reason is simple, it could be understood by anyone with basic knowledge about the importance of respect for freedom of worship and conscience and about the value of state secularism.

The National Police is a public entity and yet in its code of ethics and in its anthem, its members are obliged to offer reverence to God, as if believing in God was something relevant when fulfilling the functions as patrolmen of a public institution that must defend both believers and atheists equally. «Citizens before the law are equal» is sung beautifully in the second stanza of the police anthem.

“The sacred rights of the home, as parents thou must guard and may God and the Country reward thee, defenders of the social order” This is how the third stanza of the National Police anthem is sung, and it is ironic that it speaks of “sacred rights” while it violates the right to freedom of worship and conscience, but it is understandable, it was written in 1954 when a constitution that established the Catholic faith as the official creed of the State was in force, the hymn was left with a marked confessional component as the constitution that governed at that time, which was repealed in 1991 by one that protects religious plurality and guarantees secularism, as the Constitutional Court has stated in numerous sentences, such as the one in which in 1994 that repealed the decree that had consecrated the country to the Sacred Heart of Jesus 92 years ago.

A fragment of the code of ethics of the National Police of Colombia states:

“I recognize that the motto God and Country, symbolizes the faith of the public and that I accept it as the representation of the trust of my fellow citizens, and that I will keep it as long as I remain faithful to the principles of police ethics. I will constantly fight to achieve these goals and ideals by dedicating myself before God to the chosen profession: THE POLICE.”

As with the anthem, the police code of ethics goes into a short circuit when in its first paragraph we can read the following:

“As a police officer, I have a fundamental obligation to serve society, protect lives and property; defend the innocent from deception, the weak from oppression and intimidation; employ peace against violence and disorder, and respect the constitutional rights of freedom, equality, and justice of all men.”

The right to freedom of worship and conscience is a constitutional right in Colombia that is violated when all police officers are forced to recite a code of ethics, in which they are required to offer reverence to a god in which we do not all believe, and that we do not need for the complete fulfillment of a public function.

A deep mark has been left by more than a hundred years of existence of a constitution imposed by the conservatives after a bloody civil war, which has not yet been erased by the constitution born as a result of the struggle of those who dared to deposit the seventh ballot in 1990; which not only granted us the right to freedom of worship and conscience but also offered us weapons to defend our rights when they are in grave danger. But those weapons are not like those used at the time by Rafael Núñez to impose the confessional constitution of 1886 that instituted Catholicism as a state religion, and that we should all remember every time we hear the expression “understand the words of the one who died on the cross” that later Rafael Núñez would leave reflected in our national anthem; they are legal weapons available to any citizen.

https://www.britannica.com/place/Colombia/Conservative-Liberal-struggle-1840-80

On October 25, 2019, after having sent the respective right of petition respectfully requesting that the issued orders be reversed and that the written warning on its follow-up form be removed, and after Major Weimar Snayder Cárdenas Rodríguez ratified in writing the questioned order, the police patrolman Sergio Andrés Ramírez went to the constitutional protection action that the 1991 constitution gave us after more than 100 years of a Catholic confessional state.

Like any person who feels trampled on and unprotected by his status as a non-believer, Sergio sought help in one of the groups of atheists and freethinkers that exist in the social network Facebook, which allowed him to establish contact with one of the members of the Atheists of Bogotá Association, this leads to the intersection of the paths of Marcos Pedraza and Sergio Andrés Ramírez, two atheist policemen with different stories and residents in different cities, but who share the same ideal and the same conviction: it is not necessary to believe in God to be a good policeman, and the military institution cannot continue forcing its members to venerate a god in which many of us do not believe and do not need.

After the respective advice of Marcos Pedraza as a lawyer and retired policeman, and with the purpose of supporting his colleague with whom he shares his disbelief and conviction in favor of a truly secular State, Sergio Andrés presented the writ for protection against the National Police – Police region number 7, and on November 12, 2019, in a first instance ruling, the second civil court of the circuit specialized in land restitution of Villavicencio gave him the reason and ordered the National Police to eliminate, within a 48 hours term, the annotation in the follow-up form made on October 11, 2019, when Sergio refused to recite the police anthem and its respective code of ethics.

In Judgment Nº ST-19-100, signed by Judge Claudia Sánchez Huertas, notified by status on November 13, 2019, making reference to the response of the entity, it is recorded that Major Weimar Snayder Cárdenas Rodríguez remained firm in his decision adducing that Sergio’s attitude in not singing the anthem and the code of ethics of the police was “rude, disrespectful and lack of decorum” and that several of the records made in the evaluation and follow-up form do not generate disciplinary records and that they are just preventive measures to foster discipline and therefore it is requested that the writ for protection be declared inadmissible.

In the description of the specific case of the sentence in question it may also be read:

“…And he adds that as an atheist he considers that reciting the code of ethics and the anthem of the institution that contains the expression «dedicating myself before God to the chosen profession» makes his speech have religious connotations of which he refuses to be a part, as well as the part from the hymn «and may God and the Country reward you.» Consequently, he requests the termination of the disciplinary process.”

On November 6, 2019, Sergio Andrés Ramírez addressed in writing the general Oscar Atehortúa Duque, general director of the National Police, to express his decision of irrevocable withdrawal from the service motivated by what he calls in his letter: terrible work environment, ineffectiveness of the administrative services of the health management, inability to any professional growth within the institution and mainly due to the abuse of the institution to its fundamental rights, which forced him to the presentation of the writ for protection ruled in his favor motivated by the incident reported in this article. Article 18 of Colombia’s political constitution is clear, “freedom of conscience is guaranteed. No one shall be disturbed because of his or her convictions or beliefs, compelled to reveal them or be obliged to act against his or her conscience.» I take this opportunity to urge the National Police as an institution and its director, General Oscar Atehortúa, to review the resolutions of the institution that undermine the freedom of worship and conscience of its members, such resolutions should be repealed and replaced by resolutions appropriate to the secularity of the Colombian state in accordance with the jurisprudence of the Constitutional Court.

But Sergio’s story is just beginning and he is willing to take his case to the last instances of constitutional, administrative, disciplinary and criminal matters, taking into account the commission of alleged crimes of insult and slander against the patrolman Sergio Andres, derived from the process of harassment of which he claims to be a victim, and that he wants to promote from outside the institution due to the lack of guarantees and protection by the National Police.

Reforming an institution to respect a right as basic as freedom of worship is not easy and battles have already been lost in the judicial courts of a country that seems to remain doomed to continue consecrated to the sacred heart of Jesus, but Sergio is willing to fight his own battle.

Background It is not the first time that the confessional trend within the National Police is in question. At the end of 2015 in response to a lawsuit filed by Mr. Luis Fernando Jaramillo arguing the violation of the principle of separation between the religious and the public, the first section of the State Council – administrative contentious room, denied the plaintiff’s claim that sought the nullity of the expression «GOD» contained in articles 1, 2 and 3 of resolution 5916 of October 12, 1984, issued by the general direction of the National Police to approve and explain the shield of the institution, when considering that this expression did not restrict the freedom of the agents belonging to the institution and that the expression highlights a positive value that should guide the activity of its members. To this day, we the people who work for a truly secular State have not come out of the astonishment we had when we learned that ruling of the State Council, that seems to have been sustained in the catechism instead of the constitution, and that the facts reported in this article show that at that time an opportunity was lost to prevent that cases such as that of patrolman Sergio Andrés Ramírez and many police officers who prefer to obey and remain silent keep repeating

Atheists who are part of a public institution such as the National Police founded to protect all citizens and not to form believers in one or more gods, do not deserve the humiliation of having to choose between the institution or our philosophical convictions regarding a superior deity.

I take this opportunity once again to urge the Ministry of Interior to ensure that the public policy of freedom of worship and conscience at the national level is a tool to effectively protect the freedom of all citizens to have a belief or renounce belief, and not a political fortress with which the religious sectors seek more privileges of the State, flagrantly violating the principle of secularism and leaving the agnostics and atheists in a situation of vulnerability who, like Sergio, must choose between their convictions or their work in an institution that needs honest and qualified people regardless of whether or not they believe in a god.

Addendum

Until now, the National Police has denied the withdrawal request sent by Sergio Andrés to General Oscar Atehortúa Duque and for this reason, the patrolman remains an active part of the institution.

In the development of the process, the ruling issued last year in a favorable sense is annulled by the magistrate in charge of the process in the second instance which causes the return of the file to the office of origin and after the problems invoked by the substantive magistrate have been remedied, again the Judge Claudia Sánchez Huertas grants the writ or protection in favor of the police patrolman in a judgment of first instance issued on February 12, 2020, by means of judgment ST-20-014 which will be the object of a legal remedy on the part of the actuator for finding omissions and requests that were not taken into account in the judicial ruling. The next decision on the case will be the superior court of Villavicencio.


Un triunfo para la libertad de conciencia y la defensa del estado laico por parte de un patrullero de la policía ateo

Marcos Pedraza es ateo, abogado y policía retirado, vive en Santa Marta en la actualidad. mientras fue policía activo, respetó fielmente las obligaciones producto de su deber como miembro de la Policía Nacional, a pesar de que algunas de esas obligaciones lo forzaran a actuar contra sus propias convicciones. No estamos hablando de convicciones que le impidieran ejercer las funciones que el cargo le impone; nadie debería ser juez o notario si sus convicciones lo obligan a negar el matrimonio a una persona simplemente por tener una orientación sexual distinta a la de la mayoría de personas, y nadie debería ser policía si sus convicciones le dicen que robar, extorsionar o secuestrar a las personas es algo correcto que debería ser permitido.

 Marcos Pedraza es ateo, no cree en la existencia de un dios y no le rinde culto ni reverencia a ninguna deidad, sin embargo, para cumplir su deber tuvo que doblegarse y rendir pleitesía a un dios en el que no cree a pesar de que ser creyente o ateo no debería ser un impedimento para ser miembro de dicha institución.

Sergio Andrés Ramírez vive en Villavicencio, es patrullero de la Policía Nacional y a diferencia de Marcos, ha decidido no renunciar a sus convicciones, prefiere renunciar a ser policía. El 11 de octubre del 2019 Sergio Andrés estuvo en una actividad llamada “circulo de transparencia policial” realizada en las instalaciones del Departamento de Policía (Meta) y se negó a recitar en himno y el código de ética de la Policía Nacional, lo cual le valió una amonestación verbal y escrita debido a que su actitud constituía una afrenta a la institución castrense, además, le fue impuesta la orden de presentar un trabajo escrito a manera de correctivo. En este momento ya muchos se estarán preguntando, ¿por qué un patrullero de la policía se niega a recitar el código de ética y el himno de su institución si se supone que las personas deben someterse a las reglas de una entidad a la que se desea pertenecer? La razón es sencilla, podría ser entendida por cualquier persona con conocimientos básicos sobre la importancia del respeto a la libertad de culto y conciencia y sobre el valor de la laicidad estatal.

La Policía Nacional es una entidad pública y sin embargo en su código de ética y en su himno sus miembros son obligados a ofrecer reverencia a dios, como si creer en dios fuera algo relevante a la hora de cumplir las funciones como patrullero de una institución pública que debe defender a creyentes y ateos por igual. Ciudadano ante ley es igual se canta bellamente en la segunda estrofa del himno de la policía.

“Del hogar los derechos sagrados, como padres debéis custodiar y que Dios y la Patria os lo premien, defensores del orden social”Así se canta la tercera estrofa del himno de la Policía Nacional, y es irónico que hable de “derechos sagrados” al mismo tiempo que vulnera el derecho a la libertad de culto y conciencia, pero es entendible, fue escrito en 1954 cuando regía una constitución que establecía la fe católica como credo oficial del Estado, el himno quedó con un marcado componente confesional como la constitución que regía en aquel momento y que fue derogada en 1991 por una que protege la pluralidad religiosa y garantiza la laicidad, como lo ha manifestado la Corte Constitucional en numerosas sentencias, como aquella en la que en 1994 derogó el decreto que había consagrado el país al Sagrado Corazón de Jesús 92 años atrás.

Un fragmento del código de ética de la Policía Nacional de Colombia dice así:

“Reconozco que el lema Dios y Patria, simboliza la fe del público y que lo acepto en representación de la confianza de mis conciudadanos, y que lo conservaré mientras que siga fiel a los principios de la ética policial. Lucharé constantemente para lograr estos objetivos e ideales dedicándome ante Dios a la profesión escogida: LA POLICIA.” 

Al igual que con el himno, el código de ética de la policía entra en corto circuito cuando en su primer párrafo podemos leer lo siguiente:

“Como policía tengo la obligación fundamental de servir a la sociedad, proteger vidas y bienes; defender al inocente del engaño, a los débiles de la opresión y la intimidación; emplear la paz contra la violencia y el desorden y respetar los derechos constitucionales de libertad, igualdad y justicia de todos los hombres.”

El derecho a la libertad de culto y conciencia, es un derecho constitucional en Colombia que es vulnerado cuando se obliga a todos los policías a recitar un código de ética, en el cual, te exigen ofrecer reverencia a un dios en el que no todos creemos, y que tampoco necesitamos para el cabal cumplimiento de una función pública. 

Derecho humano y articulo número 18 de la constitución nacional

Más de cien años de existencia de una constitución impuesta por los conservadores después de una sangrienta guerra civil, han dejado una marca, que aún no ha sido borrada por la constitución nacida a raíz de la lucha de quienes se atrevieron a depositar la séptima papeleta en 1990; no solo nos otorgó el derecho a la libertad de culto y conciencia, sino que también nos ofreció armas para defender nuestros derechos cuando están en grave peligro. Pero no son armas como las que usó en su momento Rafael Núñez para imponer la constitución confesional de 1886 que instituyó el catolicismo como religión del Estado y que todos deberíamos recordar cada vez que escuchamos la expresión “comprende las palabras del que murió en la cruz” que más tarde Rafael Núñez dejaría plasmada en nuestro himno nacional; son armas jurídicas al alcance de cualquier ciudadano.       

Las ideas del Radicalismo Liberal antes de la guerra que los conservadores ganan y apunta de muertes imponen la constitucional de 1886 donde se consagra a Colombia al al iglesia católica

El 25 de octubre del 2019, después de haber enviado el respectivo derecho de petición solicitando respetuosamente que se reversaran las órdenes emitidas y que se eliminara la amonestación escrita en su formulario de seguimiento, después de que el Mayor Weimar Snayder Cárdenas Rodríguez, se ratificara por escrito en la orden cuestionada, el patrullero de la policía Sergio Andrés Ramírez, acudió a la acción constitucional de tutela que la constitución de 1991 nos regaló después de más de 100 años de un Estado confesional católico.

Como cualquier persona que se siente atropellada y desprotegida por su condición de no creyente, Sergio buscó ayuda en uno de los grupos de ateos y librepensadores que existen en la red social Facebook, lo cual le permitió establecer contacto con uno de los integrantes de la Asociación de Ateos de Bogotá, esto lleva a que se crucen los caminos de Marcos Pedraza y Sergio Andrés Ramírez, dos policías ateos con historias diferentes y residentes en ciudades distintas, pero que comparten un mismo ideal y una misma convicción: no se necesita creer en un dios para ser buen policía, y la institución castrense no puede seguir obligando a sus miembros a venerar un dios en el que muchos no creemos y que no necesitamos.

Después de la respectiva asesoría de Marcos Pedraza como abogado y policía ya retirado y con el propósito de apoyar a su colega con el que comparte su descreencia y convicción a favor de un Estado verdaderamente laico, Sergio Andrés presentó la acción de tutela contra la Policía Nacional – región de policía número 7, y el pasado 12 de noviembre del 2019 en fallo de primera instancia el juzgado segundo civil del circuito especializado en restitución de tierras de Villavicencio le dio la razón y ordenó a la Policía Nacional un plazo de 48 horas para eliminar del formulario de seguimiento la anotación realizada el 11 de octubre del 2019, cuando Sergio se negó a recitar el himno de la policía y su respectivo código de ética. 

En la sentencia Nº ST-19-100 firmada por la jueza Claudia Sánchez Huertas notificada por estado el 13 de noviembre del 2019, haciendo referencia a la respuesta de la entidad accionada se deja constancia que el mayor Weimar Snayder Cárdenas Rodríguez se mantuvo firme en su decisión aduciendo que la actitud de Sergio al no entonar el himno y el código de ética de la policía fue “displicente, irrespetuosa y falta de decoro” y que varios de los registros hechos en el formulario de evaluación y seguimiento no generan antecedentes disciplinarios por tratarse de medidas preventivas para encauzar la disciplina y por ende se solicita que se declare improcedente la acción de tutela.

En la descripción del caso concreto de la sentencia en mención también se puede leer:

“…Y añade que como ateo considera que recitar el código de ética y el himno de la institución que contiene la expresión «dedicándome ante Dios a la profesión escogida» hace que su discurso tenga connotaciones religiosas de las que se niega a ser parte, al igual que el aparte del himno «y que Dios y la patria os lo premien». En consecuencia, solicita la terminación del proceso disciplinario”.

El pasado 6 de noviembre del 2019, Sergio Andrés Ramírez se dirigió por escrito al general Oscar Atehortúa Duque, director general de la Policía Nacional, para manifestarle su decisión de retiro irrevocable del servicio motivado por lo que él denomina en su misiva: terrible ambiente laboral, ineficacia de los servicios administrativos de la dirección de sanidad, imposibilidad de crecer laboralmente en la institución y principalmente por el atropello de la institución a sus derechos fundamentales, lo cual lo forzó a la presentación de la acción de tutela fallada a su favor motivada por el incidente relatado en el presente artículo. El artículo 18 de la constitución política de Colombia es claro, “se garantiza la libertad de conciencia. Nadie será molestado por razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su conciencia.”Aprovecho para exhortar a la Policía Nacional como institución y a su director, el general Oscar Atehortúa, a que revisen las resoluciones de la institución que atentan contra la libertad de culto y conciencia de sus integrantes y sean derogadas y reemplazadas por resoluciones adecuadas a la laicidad del Estado colombiano en concordancia con la jurisprudencia de la Corte Constitucional.

Pero la historia de Sergio apenas comienza y él está dispuesto a llevar su caso hasta las últimas instancias de tipo constitucional, administrativo, disciplinario y penal teniendo en cuenta la comisión de presuntos delitos de injuria y calumnia contra el patrullero Sergio Andrés, derivados del proceso de hostigamiento del que manifiesta ser víctima y que quiere promover desde afuera de la institución ante la falta de garantías y protección por parte de la Policía Nacional. 

Reformar una institución para que se respete un derecho tan básico como lo es la libertad de culto no es fácil y ya se han perdido batallas en los estrados judiciales de un país que parece seguir condenado a continuar consagrado al sagrado corazón de Jesús, pero Sergio está dispuesto a librar su propia batalla.

Antecedentes

No es la primera vez que la tendencia confesional en el seno de la Policía Nacional está en entredicho. A finales del año 2015 en respuesta a una demanda presentada por el señor Luis Fernando Jaramillo argumentando la vulneración al principio de separación entre lo religioso y lo público, la sección primera del Consejo de Estado – sala de lo contencioso administrativo, negó la pretensión del demandante que buscaba la nulidad de la expresión “DIOS” contenida en los artículos 1, 2 y 3 de la resolución 5916 del 12 de octubre de 1984 emitida por la dirección general de la Policía Nacional para aprobar y explicar el escudo de la institución, al considerar que dicha expresión no coartaba la libertad de los agentes pertenecientes a la institución y que dicha expresión destaca un valor positivo que debe guiar la actividad de sus integrantes. Hasta el día de hoy las personas que trabajamos por un Estado verdaderamente laico no hemos salido del asombro que tuvimos al conocer aquel fallo del Consejo de Estado que parece haber sido sustentado en el catecismo en vez de la constitución, y que los hechos relatados en este artículo muestran que en aquel momento se perdió una oportunidad de evitar que casos como el del patrullero Sergio Andrés Ramírez y de muchos policías que prefieren obedecer y guardar silencio, se sigan repitiendo. 

Los ateos que formamos parte de una institución pública como lo es la Policía Nacional fundada para proteger a todos los ciudadanos y no para formar creyentes en uno o más dioses, no merecemos la humillación de tener que escoger entre la institución o nuestras convicciones filosóficas respecto a una deidad superior.      

Aprovecho nuevamente la oportunidad para exhortar al Ministerio del Interior a que garantice que la política pública de libertad de culto y conciencia a nivel nacional sea una herramienta para proteger de manera eficaz la libertad de todos los ciudadanos de tener una creencia o renunciar a creer, y no un fortín político con el cual los sectores religiosos buscan más privilegios del Estado violando de manera flagrante el principio de laicidad y dejando en situación de vulnerabilidad a los agnósticos y ateos que como Sergio, deben elegir entre sus convicciones o su trabajo en una institución que necesita personas honestas y calificadas independientemente de si creen o no en un dios.

Adenda

Hasta ahora la Policía Nacional ha negado la solicitud de retiro enviada por Sergio Andrés al general Oscar Atehortúa Duque y por tal razón el patrullero sigue siendo parte activa de la institución.

En el desarrollo del proceso el fallo emitido el año pasado en sentido favorable es anulado por el magistrado encargado del proceso en segunda instancia lo cual causa la devolución del expediente al despacho de origen y luego de subsanados los problemas invocados por el magistrado sustanciador, nuevamente la jueza Claudia Sánchez Huertas concede la acción de tutela a favor del patrullero de policía en fallo de primera instancia emitido el pasado 12 de febrero del 2020 mediante sentencia ST-20-014 la cual será objeto de un recurso legal por parte del accionante por encontrar omisiones y solicitudes que no se tuvieron en cuenta en el pronunciamiento judicial.   

Escrito por: Diego Alejandro Vargas Aguilar. Ateo activista fundador de la Asociación de Ateos de Bogotá, defensor de derechos humanos y Filántropo.


CRISTIANISMO Y CENSURA EN COLOMBIA parte 1

Es difícil y perturbador imaginar estar en aquellas épocas del Medievo donde la amenaza de muerte de parte de la santa Inquisición estaba a la orden del día, tiempos en los cuales estas instituciones perseguían y castigaban crudamente a todos los que voluntaria o involuntariamente contrariaran las autoridades o los principios del dogma cristiano, resultando entonces el no pensar como única opción para conservar la vida. Hoy en pleno siglo XXI hay rufianes que quieren retroceder a esas deplorables épocas de sometimiento religioso extremo escudándose en una aparente defensa de valores que contrario a ser la causa justa y noble que tanto balbucean, termina siendo una patética doble moral donde prevalece el interés personal en detrimento de la libertad de expresión. Actualmente vivimos en una era donde no hay mucho cambio que digamos, las hogueras y las penas de tortura se han cambiado por la censura mediática y las amenazas, conservándose en muchos casos el tradicional peligro de muerte.

Últimamente está de moda que algunos medios de comunicación despidan empleados que los cuestionen o que cuestionen a sus consentidos. El diario El Colombiano dictó la sentencia de despido al escritor Yohir Akerman por una columna de opinión en la que expresa que atender un estudio de la universidad de la Sabana que concluye que la homosexualidad es una enfermedad equivale a seguir la literalidad de las atrocidades bíblicas respecto a temas como la virginidad, desobediencia y la esclavitud, y culmina su opinión con la expresión sarcástica: “dios estaba equivocado”, lo cual alarmó a las refinadas directivas del diario quienes consideraban que el texto era irrespetuoso para los lectores y contrariaba a los principios éticos del diario, aún no quedó muy claro si el irrespeto según el diario era por haber dicho que dios estaba equivocado o por haber escrito dios con minúsculas, en todo caso, viendo que Akerman no encontró ofensa alguna de su parte y su negación de ofrecer disculpas en un nuevo escrito como le fue sugerido, el diario optó por publicar la columna de todas maneras pero con una nota al final que decía : “para el autor no publicar este texto implicaría su renuncia, lo publicamos y aceptamos su renuncia”.

Alternadamente nunca faltan los personajes que en su elevada arrogancia por tener un estatus social se creen intocables, un caso muy reciente es el del pastor cristiano Miguel Arrázola quien persiguió judicialmente sin éxito al ex periodista Edison Lucio Torres por haber cuestionado la dudosa procedencia de los ingresos de la iglesia evangélica Ríos de Vida (Cartagena). Lo más risible es que en una de las congregaciones religiosas Arrázola manifiesta públicamente que de no haberse convertido él al cristianismo Lucio Torres estaría ya en la Ciénaga de la Virgen, un lugar conocido por ser el botadero de cadáveres de los sicarios. Increíblemente esta declaración de rencor es aplaudida por una buena cantidad de ineptos que lo siguen, pero no por eso deja de ser evidencia de ese viejo refrán que dice “Aunque la mona vista de seda, mona se queda”.

Una situación similar ocurre en Yopal, Casanare, con Jhon Jairo Torres mejor conocido como Jhon Calzones, se trata de uno de esos políticos engreídos a los que les encanta darse golpes de pecho y repetir como loro que son lo suficientemente correctos y puros como para tener a “dios” de su lado político. Esta clase de discursos de pacotilla junto a la compra de votos negociando lotes ajenos ha servido para que la imagen de Jhon Calzones sea venerada por gran cantidad de personas beneficiadas del dudoso negocio de subsidio de vivienda en la ciudadela que hoy llaman “La bendición”, tanto así que el señor Calzones ganó las elecciones para alcaldía de Yopal 2015 estando en la cárcel por irregularidades administrativas y el partido “Movimiento Social La Bendición” que lo respalda se ha pronunciado con mensajes descarados  como “Yo voto por el que diga Jhon Jairo Torres” impresos en vallas publicitarias en las elecciones atípicas del 2017, y no es raro que tanta gente le tenga fidelidad considerando que la mayoría son personas de bajos recursos y muy probablemente pertenecientes a las depredadoras iglesias cristianas. Este sujeto que pretendía hacer la biblia más grande del mundo en Yopal no parece estar muy seguro de sus supuestos principios ético cristianos que tanto ostenta, en primer lugar debido a los procesos judiciales que tiene encima y en segunda instancia por sus ínfulas de poderoso e incuestionable que, según la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), lo hizo poner en marcha un maquiavélico plan sistemático que impedía al gremio periodístico de Casanare registrar hechos judiciales relacionados con él y con el partido Movimiento Social La Bendición.

En esta primera parte de censuras interpuestas por motivos cristianos pudimos ver desde medios censurando a sus escritores hasta líderes religiosos y políticos censurando a los medios. Denunciar y actuar en contra de la censura cristiana podría evitarnos vivir de nuevo en el pasado … bueno, al menos en el contexto religioso.

Columna escrita por nuestro colaborador:

Lord Mysticus

Bloguero y escritor de contraculturas, eventos underground, tabúes y mitos. mystiscio.blogspot.com


¡Más acciones, menos oraciones!

Hoy estamos viendo de nuevo el resultado del calentamiento global y de la desidia de los políticos ignorantes y avaros al respecto de la influencia de los humanos en el medio ambiente. Australia arde y para millones de seres vivos -debido a nuestra estupidez colectiva- su hogar se ha convertido en el infierno que predican los seguidores de un concepto de dios que considera la tortura un medio válido de traer justicia.

¿Y que hace la gente al respecto, además de compartir en redes sociales las terribles imágenes y poner una carita triste o una carita furiosa como respuesta? ¡Pues una idea genial! Agregar el numeral: #PrayForAustralia. 

Algunos tal vez incluso cierren los ojos, junten las manos y si son musulmanes, miren hacia el piso, si son judíos, miren a la pared o si son cristianos, miren hacia el techo y le oren a la versión abrahámica de su dios inútil y de seguro, para ser más exactos, a una versión particular dependiendo de la secta o división a la que pertenezca su iglesia. 

Otros cientos de millones le orarán a un avatar del dios hindú Visnú con cabeza de elefante o a uno con cabeza de mono, otros cuantos al dios de su tribu en África o Amazonas, (si es que dichos pueblos siquiera se han enterado y no están simplemente luchando por sobrevivir y no morir de hambre) y unos cuantos sofisticados le orarán o concentrarán sus pensamientos en la Pachamama, el universo o la energía del amor, etc. 

Pero, ¿sirven de algo todos esos rezos, oraciones, ritos, concentraciones mentales, o como lo quieran llamar, que reúnen ese espectacular y muy usado numeral, tal como el otro de hace unos meses, #PrayforAmazonas? NO, en absoluto. Quizá como una muleta psicológica para no hacer nada efectivo y práctico y sentirse emocionalmente satisfecho y decirse a sí mismo: ¡Oh, yo si me preocupo! Pero para nada más. Ningún dios inventado por los humanos hará nada, USTED puede hacer algo evitando usar plástico, reduciendo su huella de carbono, votando por políticos que tengan conciencia ambiental, protestando y haciendo activismo.

Concentrémonos en un solo punto: Usar menos plástico. Hagamos las cuentas tan solo con los seguidores de nuestra cuenta en Twitter (para facilidad en el cálculo y de aprendizaje) que casualmente acaba de completar 1000 seguidores. 

Hagamos pues algunas suposiciones sencillas y partamos de allí para hacer las cuentas. Supongamos que, así como muchos humanos, usted compra para el desayuno pan, huevos y leche, (asumamos que no compra la cubeta o bandeja de 30 huevos para todo el mes). Se levanta soñoliento y compra  cierta cantidad de pan para usted y su familia, y se le entregan en 1 bolsa, lo mismo para los huevos, y la leche ya viene empacada en bolsa de plástico: 3 bolsas en total. Descontemos el empaque de la leche, que lamentablemente es difícil de controlar pues por ahora no podemos llevar la ollita para que nos vendan al por menor.  Total de bolsas para el desayuno: 2.  Sigamos con las suposiciones realistas, y consideremos la compra del almuerzo: 1 bolsa para el pollo, carne o pescado, 1 bolsa para las verduras, y 1 bolsa para otras cosas, (sin considerar que posiblemente le dividan los alimentos en diferentes bolsas o que el grano también ya venga empacado en bolsa), agréguele 1 botella de plástico no retornable de su bebida favorita y una bolsa grande para juntar todo. Total de bolsas para el almuerzo: 4. Repita lo mismo para la cena: Total de bolsas para el cena: 4.

TOTAL DE BOLSAS DIARIAS = 2 DEL DESAYUNO + 4 DEL ALMUERZO + 4 DE LA CENA = 10

Si asumimos que todos los seguidores de La Asociación de Ateos de Bogotá AAB en twitter hacen lo mismo serian 10 x 1.000, es decir:

10.000 bolsas diarias usadas por los ateos o no creyentes o críticos de la religión que nos siguen.

Por lo tanto, en un mes serían:  30 x 10.000 = 30.000 bolsas mensuales usadas por los ateos o no creyentes o críticos de la religión que nos siguen.

Así que finalmente anualmente serian: 30.000 x 12 = 360.000 bolsas por año

¡360.000 BOLSAS AL AÑO!

Si asumimos cada una pesa 10 gramos serían 360.000 x 10 = 3.600.000 gramos de plástico, es decir: 360.000 / 1.000.000 de una tonelada, daría como resultado 3,6 toneladas de plástico producidos por los seguidores de esta ONG.

¿Cómo visualizar 3,6 toneladas de plástico? Vea la foto del siguiente camión y hágase una idea:

Recordemos además las botellas de las bebidas. 2 diarias por seguidor, serían 2.000 botellas diarias, 60.000 mensuales, 720.000 anuales.

De nuevo, si asumimos que son botellas de 1 litro para facilitar los cálculos, esto equivaldría a 1.000 cm3, así pues serían 720.000 botellas x 1.000 cm3 = 720.000.000 cm3, o también se podría ver como 1000 litros = 1 m3. Así pues 720.000 metros serían 720 m3, es decir, un tercio de una piscina olímpica llena de botellas.

Así pues, con acciones tan sencillas como llevar una bolsa reutilizable (que no sea de plástico) para el pan, no comprar huevos a diario sino comprar la cubeta de 30 y reciclar el cartón para las siguientes compras, llevar una bolsa reutilizable para reunir todo lo de la compra, y pedir por mucho la bolsa de papel para la carne, se reduciría la cantidad de bolsas a 2 diarias, 2.000 por seguidores, lo que aún es mucho, pero crearía un gran impacto de una reducción anual de 288.000 bolsas plásticas.

Si hacemos lo mismo para el caso de las botellas, y solo compramos una botella grande o mejor aún, usamos las opciones reciclables pasaríamos de 720.000 a 360.000 botellas al año o incluso 1 sola botella al año.

Este es solo un ejemplo del impacto de 1.000 personas, ¿se imagina si hicieran lo mismo los más de 1.0000 seguidores de nuestra página de Facebook? O si el 3% o 5% de la población atea agnóstica o no afiliada de Colombia lo hiciera? La población estimada de habitantes en Colombia es de 48.200.000, si tomamos por lo alto el 5% de esa población seríamos: 2.410.000 haciendo esto todos los días, el impacto sería extraordinario.

Así que, amigo ateo, agnóstico o no afiliado, ¡MÁS ACCIONES MENOS ORACIONES!, deja de actuar como un creyente y haz algo bueno, cualquier cosa.


LA BIBLIA ES UNA COLECCIÓN DE LIBROS SACROS JUDÍOS & CRISTIANOS…DE LOS QUE NO EXISTEN ORIGINALES NI UNANIMIDAD EN SUS VERSIONES NI TRADUCCIONES…

Tema de reflexión:

LA BIBLIA ES UNA COLECCIÓN DE LIBROS SACROS JUDÍOS & CRISTIANOS…DE LOS QUE NO EXISTEN ORIGINALES NI UNANIMIDAD EN SUS VERSIONES NI TRADUCCIONES…

…los que determinaron cuáles copias & cuáles versiones integran el llamado «Antiguo Testamento» fueron adalides religiosos judíos & cristianos & emperadores romanos…hay pues, varios «Antiguos Testamentos» que difieren en la cantidad de libros aceptados…tanto en los judíos como en los cristianos…según la secta judía o cristiana…

…igual sucede con el denominado «Nuevo Testamento» que varía en cantidad & versiones según la secta cristiana…

…en lo único que hay unanimidad es que los libros escogidos -según las listas aprobadas de las diferentes sectas judías & cristianas- son los considerados de inspiración divina…lo que conlleva a una paradoja: que una biblia tenga más libros «inspirados por dios» que otra…& que un mismo libro tenga versiones diferentes (según la biblia que conforme) todas «inspiradas por dios»…

¿QUIÉNES ELABORARON LA LISTA DE LA PRIMERA BIBLIA CRISTIANA…?

…la BIBLIA es pues una colección de variados libros que las diversas sectas pasadas & actuales de judíos & cristianos tienen como inspirados por su dios…pero no ha existido ni existe unanimidad -ni judía ni cristiana- en su cantidad ni en sus contenidos ni en sus traducciones…pues, menos en su literalidad…& peor, en su interpretación…

…partamos del hecho que ningún libro de las diversas biblias judías & cristianas existe en su edición manuscrita original…existen copias de copias…& algunas, en lengua diferente…

…bueno pues, para no extenderme, quiero resaltar que a pesar de que judíos & cristianos toman los diversos libros que integran sus biblias, como inspirados por su dios…las diferentes listas canónicas o deuterocanónicas o protocanónicas de tales libros han sido elaboradas por adalides de cada secta…pocas veces en forma pacífica…& muchas, después de fuertes & violentas controversias entre sectas & vertientes…dejando por fuera aquellos textos o libros que esos líderes, jerarcas & teólogos consideraron que no estaban inspirados por su dios…todo dependiendo del grupo que se impusiera…o del que tuviese el apoyo del emperador o de los mandatarios del territorio donde se diera la discrepancia teológica…

…las diversas biblias cristianas están constituidas por escritos hebreos, arameos & griegos…retomados de la Biblia griega (Septuaginta) & del Tanaj hebreo-arameo, todos ellos reagrupados bajo el nombre de «Antiguo Testamento»…

…a estos libros se ha sumado una tercera serie de escritos griegos cristianos agrupados bajo el nombre de «Nuevo Testamento»…

…distintos grupos cristianos aún debaten sobre la inclusión o exclusión de algunos de los libros de ambos testamentos…& pues aparecieron los conceptos de canónicos, protocanónicos, deuterocanónicos & apócrifos para referenciarlos en relación a si son «inspirados por dios» o no…

…como «canónicos» se entiende a los libros del N.T. escritos en los primitivos tiempos cristianos (s. II & finales del s. I) & que tienen carácter evangélico…son 4: los evangelios de Marcos, Mateo, Lucas & Juan…

…como «apócrifos» se hace referencia a 70 obras de los primeros cristianos (unas completas, otras parciales) sobre la vida & enseñanzas de Jesús…que hoy se conocen como «evangelios apócrifos» por ser considerados como no inspirados por dios…

…como «deuterocanónicos» son los textos & pasajes del antiguo testamento que la iglesia católica romana & las iglesias ortodoxas incluyen…pero que no están en la «biblia hebrea»…pero igual, se refiere a libros del N.T. que no fueron incluídos desde un principio sino después de saldar dudas & no pocas virulentas discusiones (Ellos son: Epístola a los hebreos, Epístola de Santiago, Segunda epístola de Pedro, Segunda epístola de Juan, Tercera epístola de Juan, Epístola de Judas & Apocalipsis)…son textos rechazados por la mayoría de judíos respecto de los incluídos por las iglesias romana & ortodoxa en el A.T. & por la mayoría de iglesias protestantes respecto de las agregadas al N.T…es un término acuñado a finales de la Edad Media…los «deuterocanónicos» no forman parte de la «Biblia Hebrea» (Tanaj) pero sí en la «Biblia Griega de los Setenta» (Septuaginta) & en las «Biblias» católica & ortodoxa…

…como «protocanónicos» (otro vocablo de finales del Medioevo) se entiende a una serie de libros del A.T. que igual se encuentran en la Biblia hebrea (Tanaj)…son 39 libros…que los primeros cristianos consideraban «sacros» o inspirados por dios…también refiere a los 27 libros del N.T. tenidos como textos sagrados por el cristianismo primitivo…

…en la comunidad judía de hoy, igual, aún existen divergencias sobre lo que entienden por «Biblia cristiana»…para ellos son sólo los libros añadidos al Tanaj hebreo-arameo, primero por el judaísmo tardío helenizante helenizante & luego por el cristianismo…evitan referirse a su Tanaj como «Biblia» & menos como «Antiguo Testamento»…

EN TANTO LAS BIBLIAS CRISTIANAS HAY QUE REMONTARNOS A LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO IV DE LA ERA OCCIDENTAL…

…más preciso, al Sínodo regional de Laodicea (363 & 364), al Concilio de Hipona (383), al controvertido papa Dámaso I (366 al 384), al emperador romano de Occidente Valentiniano II (375 al 392) & a la Vulgata (382).

EL SÍNODO DE LAODICEA (años 363-364, al final de la guerra de 26 años entre Roma & Persia): un sínodo regional de 32 clérigos de Anatolia (la moderna Turquía). Los acuerdos de este concilio no fueron vinculantes para ninguna iglesia o región, pero sirvieron de doctrina para sus participantes…

– EL CONCILIO DE HIPONA (año 383): este concilio decidió el canon o lista oficial de los libros que integran la Biblia (Antiguo & Nuevo Testamento)…según la lista que había sido propuesta en el Sínodo de Laodicea (363) & por el Papa Dámaso I en el año 382…

Se decidió el canon o lista oficial de los libros que integran la Biblia (AT y NT) En el Sínodo de Laodicea (363 d.C). Se autorizaron 46 libros en el AT, y 27 en el NT. Se ha decidido que fuera de las Escrituras canónicas nada se lea en la Iglesia bajo el nombre de Escrituras Divinas.

…la Biblia cristiana oficial inicial tenía 73 libros (46 para el A.T. & 27 para el N.T.) lista reafirmada en este concilio para saldar las dudas generadas en el siglo III con la inclusión de los «deuterocanónicos»…los principales motivos fueron las discusiones con los judíos que sólo utilizaban los libros «protocanónicos»…

…algunos Padres de la Iglesia hicieron notar estas dudas en sus escritos…como Atanasio (373), Cirilo de Jerusalén (386), Gregorio Nacianceno (389)…otros consideraban como inspirados por su dios también a los deuterocanónicos, como Basilio (379), Agustín (430) o León Magno (461)…en este concilio se reafirmó la lista apoyada por el papa Dámaso I & por el emperador Valentiniano II…

DÁMASO I: un papa decisivo del cristianismo en tiempos convulsionados por  la política imperial romana (luchas por el poder imperial & la división del imperio romano en dos) & las peleas internas (época de papas, antipapas & varios papas al tiempo o de antipapas convertidos en papas, incluso de antipapas hoy santos)…e igual de violentas polémicas teológicas en el catolicismo…el arrianismo era bandera de muchos obispos & Dámaso era antiarrianista…incluso fue secretario del papa Liberio & del antipapa san Félix II…muchos obispos partidarios del arrianismo se declararon en rebeldía con la proclamación de Dámaso como papa & eligieron a Ursino de Milán, un arrianista connotado…esto causó violentos enfrentamientos & a. 137 muertos…los prefectos romanos tomaron partido por Dámaso & procedieron a perseguir a sus enemigos…el emperador Valentiniano II, tras varios días de trifulcas, repuso el orden, reconoció a Dámaso, terminó en el año 367 desterrando a Ursino & a sus colaboradores a una colonia…Dámaso, gracias al apoyo de los prefectos & del emperador, quedó como sumo pontífice…& el arrianismo comenzó su declive…Dámaso coincide con la subida al trono de Constantino I, con la nueva división del Imperio en Occidental & Oriental, con la expansión del arrianismo, con los problemas sucesorios papales, la proliferación de antipapas, así como con la expansión & legitimación del cristianismo a manos del Emperador Constantino & su uadopción posterior por parte de Teodosio I como la religión del Estado Romano…Dámaso que fue un papa violento, intolerante, hasta asesino & adúltero, fue quien ordenó la «VULGATA», la biblia cristiana traducida al latín…

VALENTINIANO II: Como emperador romano de Occidente resolvió darle la calidad de Sumo Pontífice a Dámaso I…& así, quitarle autoridad a otros pretendientes al papado en un período de antipapas…en el que obispos seguidores de un antipapa terminaban luego de papas (como lo fue el hoy santo, Dámaso I)…o seguidores de un papa que a su muerte terminaron descontentos del nuevo & apoyando a un antipapa…

 …en Constantinopla la sede del imperio romano de Oriente había otro emperador & la influencia de Dámaso desde Roma era inocua…allí dominaba la iglesia ortodoxa…los emperadores romanos de uno u otro imperio, cristianos o no, eran quienes elegían o autorizaban a los papas de cada religión pagana o de la cristiana…e igual, resolvían sobre las disputas internas e incluso convocaban concilios & sínodos (o los autorizaban) para resolverlas…

LA VULGATA: la primera biblia cristiana en latín & que terminó convertida en la versión-base para las traducciones a lenguas romances…es una traducción de la biblia hebrea & griega al latín…realizada a finales del siglo IV (382) por Jerónimo de Estridón. Esta traducción oficial fue encargada por el papa Dámaso I…

EL SIGLO IV ES EL SIGLO DEL ARRIANISMO & DE LOS ANTIPAPAS, DEL IMPERIO ROMANO DIVIDIDO EN DOS…E INCLUSO DEL EMPERADOR CONSTANTINO (el protector de los cristianos) APOYÓ EL ARRIANISMO…& EL CUESTIONADO PAPA DÁMASO I FUE SECRETARIO DEL ANTIPAPA FÉLIX II (ambos, dicho sea de paso, papa & antipapa, son hoy santos cristianos)…en este convulsionado caos político & religioso es que se decreta la lista oficial de libros de la biblia cristiana & se elabora la Vulgata…

Conclusión:

LA INTERPRETACIÓN LITERAL DE LA «PALABRA DE DIOS» EN LOS TEXTOS BÍBLICOS NO SÓLO ES LINGÜÍSTICAMENTE PROBLEMÁTICA & CONTROVERTIBLE…SINO, ADEMÁS, IMPOSIBLE...porque ni siquiera las diferentes sectas pasadas & actuales de judíos & cristianos están de acuerdo en cuáles o cuántos son los libros «inspirados por dios»…no existen originales & sus textos son copias de copias o traducciones de traducciones…& además, hubo & hay distintas versiones traducidas de un mismo libro…dependiendo de la secta judía o cristiana que las tenga como oficiales…& menos aún, cuando en una misma secta o iglesia tienen o han tenido (de su propia biblia) varias versiones & diferentes traducciones…

Columna escrita por nuestro Colaborador :

VÍCTOR ALONSO MARIÑO MARTÍNEZ / vicalomarmar@gmail.com / @Vicalomarmar / Abogado unilibrista / ex investigador judicial de la FGN / Autodidacta en Ciencias Sociales / Especialista en inteligencia & contrainteligencia / Librepensador / Ensayista / Ateo / Boyaco criado en Santander & Risaralda / Casanareño & cucuteño por adopción & ancestros.


¿Deberían los ateos de cualquier país apoyar las protestas populares?, ¿Qué tiene que ver eso con el ateísmo?

Ser ateo no te excluye como miembro de una sociedad y por ende de las implicaciones de ser ciudadano y miembro de dicha sociedad, así que, de nuevo, la carga negativa y tendenciosa de la que parten las preguntas anteriores se debe a que quien las formula, cae en la falacia falso dilema.

¿Por qué un falso dilema? Pues entendamos de que se trata esta falacia y relaciónemola con la insinuación de las preguntas.

La falacia del falso dilema se explica en: http://www.usoderazon.com/conten/arca/listado/dilema.htm

Y es como sigue

Se produce una falacia de falso dilema, de la misma forma que en todo argumento disyuntivo, cuando se emplean términos en disyuntiva que no son ciertos, exhaustivos o excluyentes.   El argumento del dilema consta de:   Una disyunción que recoge dos únicas opciones alternativas. Dos proposiciones condicionales que analizan las alternativas. Una conclusión común.   A o B Si A, entonces C Si B, entonces C   En consecuencia, los errores posibles son:   1. Puede ser falso el dilema porque sus términos:            no son exhaustivos (incompletos; olvidan otras posibilidades).            no son excluyentes (no son incompatibles; no hay que escoger). 2. Pueden ser falsas las premisas condicionales y sus conclusiones.    

1. Es falso el dilema

            a. Porque los términos no son exhaustivos (la enumeración es incompleta)

Estamos en la misma situación de cualquier argumento disyuntivo en que se nos ofrecen opciones no exhaustivas. El dilema ha de funcionar como una tenaza. Si el adversario descubre una tercera vía, no hemos hecho más que el ridículo. Por ejemplo:

Los hutus pueden quedarse en Ruanda o huir a Tanzania.

           Si se quedan en Ruanda, los matan los Tutsi.

           Si huyen, los matan en Tanzania.

Conclusión: los matan en ambos casos.

Supongamos que alguien nos replica:

No es cierto que los Tutsi hayan de escoger exclusivamente entre Ruanda y Tanzania. Pueden, además, ir al Congo.

Si esto es cierto, queda destrozado nuestro dilema. Hemos dejado una vía de escape, con lo que nuestro gozo dialéctico se desvanece como las ilusiones de un pobre.

b. Porque los términos no son incompatibles

O nos preocupamos por el desarrollo industrial, en detrimento del ambiente, o nos preocupamos de la naturaleza en perjuicio de las industrias. Lo uno o lo otro. Ya sé que las dos opciones tienen inconvenientes, pero hay que escoger: o patitos o empleos.

¿Cómo deberíamos contestar?

No señor. Estamos ante un falso dilema. No son opciones incompatibles y no será difícil armonizar las ventajas y reducir los inconvenientes de ambos.


2. Son falsas las premisas.

Pueden serlo, como argumentos condicionales que son, bien porque no es cierto lo que afirman, bien porque no sea cierta su conclusión. Caben aquí los mismos errores que en cualquier argumento condicional. Volvamos al ejemplo de Burundi. Supongamos que alguien replica:

Es cierto que los hutus sólo pueden escoger entre Ruanda y Tanzania.

Pero no es verdad que los maten en Tanzania.

Así es que pueden refugiarse en Tanzania.

La disyuntiva era buena, pero uno de los condicionales resulta ser falso. Así de sencillo. En un dilema los caminos deben estar bien tomados, y los obstáculos que los intercepten deben ser infranqueables. De otro modo nunca detendrán a nuestro adversario. La conclusión que se extraiga de cada alternativa ha de ser cierta, obligada, indiscutible.


¿Dónde está el falso dilema en las preguntas del título? En principio la primera pregunta, al usar la palabra DEBERIAN que según https://www.buscapalabra.com/categoria-gramatical-tiempo-verbal.html?palabra=deber%C3%ADan es: “El Condicional Simple se puede utilizar para expresar la posibilidad de que una acción tenga lugar o para hacer una petición de manera educada.” Se está poniendo como condicional dos disyuntivas, a saber:

  1. Los ateos deben apoyar X
  2. Los ateos NO deben apoyar X

Como si no hubiera la simple opción de ser neutral o apático al respecto, o apoyar con condicionales o no apoyar con condicionales, como otras opciones.

Además,  como en otras ocasiones hemos explicado,  la definición básica de ateo no trae consigo ninguna otra implicación que no creer en dioses y nada más, y por lo tanto decir lo que  un ateo,  un grupo de ateos, las asociaciones de ateos, o peor aún, TODOS los ateos debería hacer X, es llevar la definición de ateo a campos que no le pertenecen y lo que es peor, trae incluida la falacia del verdadero hombre escoces  ( véase : https://esacademic.com/dic.nsf/eswiki/473516)

Como se explica en el anterior párrafo, si somos puristas, ser ateo no implica nada en absoluto con ningún otro tema que no sea el de no creer en divinidades, pero como el no creer en divinidades, así como creer en ellas, moldea la forma en que vemos el mundo y por ende como percibimos que debe organizarse la sociedad y bajo qué criterios; entonces el ser ateo o no creer en divinidades esta de una u otra relacionado  con lo que creemos respecto a cómo debe organizarse la sociedad y bajo qué criterios. Así pues, nuestra descreencia nos da una cosmogonía propia ya sea como individuos o como colectivos que incluye una visión política sobre muchos asuntos.

asuntos.


Un marcado punto en común de muchos ateos y asociaciones o colectivos que reúnen a estos individuos, como es bien conocido, es la posición política de que el estado y por ende la sociedad debería organizarse bajos los criterios contemplados por el estado laico.

Por ende, cualquier alianza entre los políticos y los religiosos para que estos últimos se beneficien de forma particular o beneficien la imposición de su creencia sobre el resto de la población, es inadmisible.

Las formas en que estas alianzas han tomado forma en el mundo han sido diversas y variopintas. En Latinoamérica, se ha configurado recientemente de forma tal que los políticos de extrema derecha buscan votos y financiación dentro de los fanáticos evangélicos y sus multimillonarios pastores. Ya han logrado importantes logros al poner presidente a un radical anti derechos en Brasil, y dominar los congresos de Honduras y Guatemala, y como último caso, la toma del poder de radicales evangélicos mediante la ayuda de los militares de Bolivia.

Así pues, varios reclamos sociales justos por si mismos, están ligados de cierta forma con el hecho de que los fanáticos religiosos quieren imponernos un modelo de estado y de sociedad, donde los derechos de los que no creemos o no creemos igual que ellos, se vean vulnerados o simplemente relegados a un tercer lugar, pues para estos últimos, es más importante mantener el poder a toda costa, sin importar el daño ambiental, el sufrimiento de ancianos que no se pondrán pensionar o de jóvenes que tendrán sueldos de miseria y educación precarios o peor aún, ninguna educación.

Para los fanáticos no es importante si el político o pastor de turno es un corrupto que roba por billones de nuestros impuestos, lo importante es que sea cristiano o al menos católico y “no vaya a permitir que homosexualicen a nuestros niños” o que apoye el aborto y por supuesto que no apoye los ritos satánicos de los indígenas o sea ateo.


Así que, dentro de este contexto, La Asociación de Ateos de Bogotá toma la posición coherente dentro de sus principios constitutivos de defender los derechos humanos de libertad de expresión y de conciencia (derecho 18 y 19 de la carta de derechos humanos) que incluyen por obvias razones la libertad de manifestarse públicamente en contra de este tipo de políticas anti derechos que el gobierno de Colombia ha venido adoptando y por eso apoya el paro nacional que empezó el pasado 21 de noviembre.


Comunicado de prensa

La Asociación de Ateos de Bogotá comunica que seguimos respaldando el paro nacional como muestra de nuestro interés en un cambio social para todos los bogotanos y colombianos. Pero este apoyo NO IMPLICA que estemos de acuerdo con los actos de violencia, vandálicos o de saqueos que algunos individuos, ya sea por voluntad propia o azuzados por intereses políticos macabros sin importar de que inclinación política se trate, están cometiendo.  Tampoco consideramos que el uso desmedido de la fuerza de parte de las autoridades gubernamentales esté justificado y solicitamos que en el marco de los derechos humanos se busquen alternativas para una transición pacífica y concertada.

Seguiremos como ONG velando por los derechos humanos de libertad de conciencia y expresión y consideramos que la protesta pacífica es parte de estos derechos.

Con todos ustedes los ciudadanos de esta bella ciudad y país

Los miembros de La Asociación de Ateos de Bogotá


¿Por qué varias páginas de ateos como la de la Asociación de ateos de Bogotá –AAB-, apoyan el aborto, los derechos de los sectores LGBTI, la eutanasia y el estado laico, si eso no tiene ver con ser ateo?

Como se explicó en una anterior entrada (http://aab.ateos.co/index.php/2019/08/29/ser-ateo-implica-ser-apolitico/)  la definición básica de ateo viene de su etimología A= Sin Theos = Dios, así pues, la composición de la palabra ateo podría remplazarse con la frase; Sin dios.

Y de forma más completa ateo es aquella persona que no creen en ningún concepto de dios.

Basados en ello, varios puristas consideran que las páginas de ateos – como la de la AAB-  no deberían incluir en su temática nada que no esté relacionado directamente y explícitamente con el asunto de no creer en dios. Algunos incluso consideran que ser anti religioso o blasfemo tampoco debería ser parte del contenido de dichas paginas o grupos.

¿Por qué entonces la AAB, incluye estos temas?

En primer lugar, por la simple y sencilla razón que hablar del concepto de un ser que no creemos podría ser monotemático, aburrido y de cierta forma estéril. Es como si aquellos que no les gusta ningún deporte se pusieran a hablar de por qué no les gustan los deportes, o que los calvos hablaran de por qué su corte, no es un peinado.

Siguiendo la analogía de aquellos que hablasen de por qué no les gustan los deportes, la conversación se enriquecería y resultaría “interesante” si hablaran de todas las cosas que están realacionadas con el deporte y que ellas detestan, como, por ejemplo, los resultados violentos de las fanaticadas de los equipos y como eso les afecta a ellos como no seguidores de ningún deporte.

Así mismo, cuando la AAB y otras páginas abordan el asunto del aborto, lo consideran desde la perspectiva de los argumentos que generalmente esgrimen los creyentes (casi siempre los más fanáticos o ignorantes) para apoyar su tesis pro parto (no son pro vida, pues después de parido el niño parece no importarles mucho).

¿Qué argumentos son los típicos contra al aborto legal?

  • Que la vida es sagrada desde la concepción pues dios implanta el alma en ese momento

A lo que un ateo – que no cree en ningún dios – por simple lógica básica, considera un argumento carente de valor.

  • Que el mandamiento de dios es: No mataras

A lo que, de nuevo, un ateo podría responder que ese mandamiento no le aplica, porque para él, la fuente de poder y legislativa que hace esa exigencia no existe. Que más bien, en su caso, se trata de las consideraciones éticas de tomar una vida en vista de la empatía que todos como seres humanos tenemos por nuestros congéneres y por un indefenso, pero que, para nuestro caso, fuera de las restricciones de los inamovibles del religioso, consideramos los pros y contra de las muchísimas variables involucradas.

Por ejemplo: ¿Es un embrión antes de las 8 semanas un ser sintiente que tiene los mismos derechos que una niña violada, o una mujer que podría perder su vida, o incluso que simplemente no está en su proyecto de vida el dar a luz un hijo en este momento de su vida o simplemente no quiere tener hijos?

¿Vale la pena traer a un niño al mundo, cuando se sabe que vendrá con malformaciones genéticas o una terrible enfermedad que lo hará sufrir a él y a su familia?

Siguiendo el mismo hilo argumental, ¿no es más inmoral traer de manera forzosa a un bebé al mundo donde los padres no estarán en condiciones de darle una vida digna y con los recursos tanto económicos como psicológicos para que se desarrolló como un ser humano feliz y que contribuya a la sociedad en lugar de llegar a ser una carga o peor aún debido a sus terribles condiciones de vida un peligro como potencial delincuente?

Y así, muchas otras consideraciones que se pueden hacer si se saca a dios de la discusión

¿Qué hay del asunto de los sectores LGBTI? ¿Eso que tiene que ver con el ateísmo?

De nuevo analicemos los argumentos religiosos

  • Los gays son una abominación, dios dice que su pecado trae como la paga el infierno, pero dios los ama.

Si usted como ateo no ve el problema de en esta afirmación y por qué es violatoria de los derechos humanos de los que pertenecen a los sectores LGBTI, su problema no es que se un purista de la definición de que es ser ateo, su problema es que no puede empatizar con una afirmación que le despoja los derechos a otro ser humano por lo que dice un libro de mitología judeo–cristiana

Cambie la palabra gay por ateo en la frase del religioso fanático, quedaría así:

Los ATEOS son una abominación, dios dice que su pecado trae como la paga el infierno, pero dios los ama.

¿No le parece discriminatoria esta afirmación sobre los ateos, ¿por no debería sentir lo mismo por los gays?, ¿Estaría de acuerdo que un pastor que se lance al concejo, a la alcaldía, el senado o la presidencia usara esa afirmación para crear leyes que lo discriminen a usted por ser ateo, o por ser gay?

  • Macho y hembra los creó

En esta afirmación de nuevo se acude a la falacia de autoridad, asumiendo primero que existe un supuesto ser creador de la naturaleza – lo que incluye humanos- y que ese ser supra natural, nos dividió a todos inequívocamente de una forma binaria y absoluta.

Este falso argumento que no se sostiene por sus propias suposiciones, generalmente va acompañado de otra falacia de autoridad donde los fanáticos tratan de sustentar su afirmación con el supuesto de que la biología los respalda.

 Lo interesante es que tratando de darle mayor credibilidad científica a su posición discriminatoria y basada en la ignorancia, descartan de tajo todas la otra evidencia científica de cientos de especies que no solamente practican sexo homosexual ( iguanas lesbianas, bonobos, delfines) sino incluso de las especies que utilizan como mecanismo de supervivencia de la especie la transexualidad (pez payaso), o que, la  intersexualidad es algo bastante común en la naturaleza incluso para especies enteras como buena parte de las plantas lo son ( véase las flores ).

Lagartijas lesbianas
https://elpais.com/elpais/2017/01/23/ciencia/1485165204_224712.html
Pez Payaso Transexual
https://www.vice.com/es_latam/article/kzd3ee/el-fabuloso-clan-de-los-peces-transexuales
Flores el epítome del ejemplo de intersexualidad
https://www.youtube.com/watch?v=fvyUvcRwX0E

Ahora bien, ¿y la Eutanasia?

  • Dios nos dio la vida y solo él tiene derecho a quitarla.

De nuevo, ¿qué ateo consideraría seriamente que esta afirmación es suficiente para decidir si una persona tiene derecho o no de quitarse la vida?

Las consideraciones éticas respecto a que un individuo en circunstancias dolorosas, terminales y muy complejas no se pueden ver a la luz simplista, irreal y prejuiciosa que esta soterrada en la afirmación del fanático religioso.

Una persona moralmente capacitada, entenderá que obligar a otro ser humano a sufrir solo porque un supuesto dios creador y legislador universal es el único que tiene derecho a tomar la vida por ser quien le dio origen, es una condena brutal a la tortura lo cual va en contra de lo ético y es claramente inmoral.

Es curioso, además, la contradicción que generalmente tienen en su mente estos “abanderados de la vida” ya sea por ser pro parto o por ir contra la eutanasia, pues no se sonrojan en apoyar la pena de muerte o el derecho de tener armas “para protección personal” como pasa con los fanáticos religiosos de EEUU o firmar contra un tratado de paz en Colombia, en el caso de los fanáticos religiosos de nuestro país.

El estado laico, ¿eso no es un asunto político, que tiene que ver con ser ateo?

De nuevo el ateo purista no hace las conexiones mentales necesarias para comprender como este asunto político es de vital importancia para defender 2 derechos fundamentales que tenemos como seres humanos y que, como ateos (activistas o no), podemos vernos vulnerados si no hay una efectiva separación de la iglesia y el estado.

Estos derechos son:

Artículo 18.
 

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Artículo 19.
 

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

https://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

El derecho humano 18 implica según Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas citando el documento (A/RES/2200 A (XXI) del 16 de diciembre de 1966), en el Artículo 18, Donde se especifica que esta garantía :             

 «… protege las creencias teístas, no teístas y ateas, así como el derecho a no profesar ninguna religión o creencia “

Por otro lado:

 Cfr. Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, CCPR General Comment No. 22: Article 18

(Freedom of Thought, Conscience or Religion), 30 de julio de 1993, CCPR/C/21/Rev.1/Add.4, punto 2 se explica que:

“…y necesariamente implica el derecho a reemplazar por otra la religión o creencia que actualmente profese una persona o adoptar una visión atea (Ibid., punto 5)…”

Por lo cual este el derecho humano numero 18 nos cobija a todos los que no creemos en ningún dios, y una efectiva separación del estado e iglesia (un estado laico funcional) es la mejor garantía de que este derecho a no creer que tenemos por el solo hecho de ser humanos, sea respetado

Por otro lado, con respecto al derecho humano número 19, al decir: “este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones” es casi evidente que esto implica no ser molestados por expresar libremente el hecho de que somos ateos y que no consideramos que las políticas públicas sobre educación científica, sexualidad, aborto, eutanasia, o el uso de los recursos públicos sean destinados para promover la visión sesgada de los grupos mayoritarios de cierta corriente religiosa.

Así pues paginas como esta, la de la AAB y muchas otras, se preocupan por el estado laico como la mejor política de estado que nos garantiza proteger estos derechos para nosotros como ateos y para la población en general de creyentes de diversas denominaciones quienes podrían ser afectados si los fanáticos de cualquier denominación trataran de imponer su cosmogonía y visión sesgada y pre juiciosa del mundo como pasa en países como Arabia Saudita o Irán, donde Ateos y homosexuales son llevados a la horca solo por no cumplir con lo que supuestamente el pedófilo y analfabeta de Mahoma les dictó en su libro de fabulas del siglo XII

Posdata: Agradecemos muy especialmente si encuentran errores de ortografía o redacción para corregirlos de inmediato, si desea ayudarnos es ese campo de la edición contáctenos pues su trabajo será muy valioso y reconocido


¿Ser ateo implica ser apolítico?

La definición básica de ateo según el diccionario Cambridge Dictionary es la mostrada en la imagen anterior tomada del sitio web

 ( https://dictionary.cambridge.org/dictionary/english/atheist)

La traducción al español sería:

            Ateo: Alguien que no cree en ningún Dios o dioses

Por otro lado, la falacia de falso dilema se explica como sigue:  

Falsa disyuntiva o falsa dicotomía o falsa bifurcación o falacia del tercero excluido o falacia de blanco/negro El Falso Dilema es una falacia en la que se asume que sólo dos opciones son posibles, cuando en realidad de una opción no se sigue la negación de la otra o hay otras opciones y posibilidades.-

ejemplo:

Si no estás conmigo, estás contra mí

https://www.falacias.org/falacias/falso_dilema/

Teniendo claro estas dos premisas, consideremos la pregunta del título de este artículo, a saber:

            ¿Ser ateo implica ser apolítico?

Como es casi evidente la respuesta es un NO rotundo decir que un ateo no puede tener una posición política particular o que debe ser apolítico es caer en la falacia del falso dilema, es  como decir que ser ateo trae condigo la condición de que no se puede tener una opinión policía respecto a nada y que el ateísmo por ende no debe tener relación con ningún tema político o de otra índole que no sea relacionado con el concepto de dios.

De hecho, si somos estrictos con la definición básica de ateo que vimos al comienzo, ser ateo tampoco implica ser antirreligioso, tampoco implicaría ser activista por la separación de estado e iglesia (estado laico), ser ateo no necesariamente debería ser relacionado con ser blasfemo, o con denunciar la conducta inmoral de las religiones o de los curas y pastores, ser ateo seria simplemente no creer en dios o dioses y ya, así de simple.

Pero, ¿que implica ser ateo militante o ateo activista? Pues para La asociación de Ateos de Bogotá implica:

  1. Defender los derechos humanos en particular los de libertad de pensamiento y de conciencia consignados en la carta de los derechos humanos y la constitución nacional.
  2. Promover la paz a través del fomento de la libertad de conciencia y expresión, tomando en cuenta que se respetan las personas, pero no las creencias e ideas debido a que las personas son sujetos de derecho.
  3. Realizar actividades de promoción, divulgación y defensa de los derechos humanos, particularmente de los colectivos LGBTIQ+, extranjeros, mujeres, ateos, no creyentes, afrodescendientes, comunidades étnicas, niños y adolescentes en condición de vulnerabilidad.
  4. Propender por la promoción de la educación laica desarrollando estrategias con el fin de que la educación religiosa, que se imparte en los establecimientos educativos del país, esté orientada a la enseñanza de los diversos pensamientos filosóficos o religiosos que el ser humano ha adoptado a través de la historia para explicar su entorno.
  5. Velar porque las políticas públicas se basen en la mejor evidencia científica disponible.
  6. Desarrollar espacios participativos donde se fomente la creación de comunidades entre personas con cosmovisiones afines a los de la Asociación.
  7. Conforme a los Arts. 2, 13, 18, 19 y 68 de la Constitución Nacional de la República de Colombia, el Art. 18 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Art. 18 y 27 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Art. 14 de la Convención de los Derechos del Niño, crear estrategias para prevenir que la cosmovisión religiosa se entrometa en asuntos del Estado, con el fin de que dichas cosmovisiones no sean impuestas a personas que no las compartan.

Así pues, la AAB, aunque respeta el derecho que tiene cada individuo de tener una visión de lo que debe o no ser un ateo, como organización y como individuos pensamos que no solo simplemente somos ateos, sino que somos ateos activistas lo que implica muchas otras cosas más que simplemente no creer en dios o dioses tal como la definición del comienzo lo indica.

Invitamos a aquellos que comparten nuestros objetivos y valores a unirse a nuestro colectivo como voluntarios plenos, esporádicos o quizá como asociados a fin de que trabajando juntos para conseguir una sociedad más civilizada y como los padres de la ilustración lo deseaban, humanista y basada en la razón y la ciencia.